Más de 170 sismos azotan Indonesia tras el terremoto y el tsunami

Más de 170 sismos han afectado a la isla de Célebes, desde que esta parte de Indonesia fuera devastada por un terremoto de 7,5 y un tsunami este viernes, ha declarado este domingo el representante oficial de la Agencia Nacional para la Prevención de Desastres Naturales, Sutopo Nugroho.

El funcionario precisó, que las réplicas registradas han tenido magnitudes diferentes, de hasta 5,0. Además, Nugroho señaló que todavía no ha sido posible establecer una comunicación con algunas áreas en la isla, incluida la zona de Donggala, donde viven al menos 300.000 personas y donde se localizó el epicentro de temblores.

El representante de la Agencia también lamentó que “después de dos días no se ha podido restaurar la electricidad y la comunicación” en las zonas afectadas por los temblores.

Según los últimos datos, solo en la ciudad de Palu (el centro administrativo de la provincia de Célebes) el número de muertos ha superado los 400 y más de 540 personas resultaron heridas. El sismo de magnitud 7,6 el viernes causó un tsunami: la altura de las olas superó los tres metros.

Sin embargo, las autoridades locales 30 minutos después de los primeros temblores, cancelaron la alerta de tsunami, ya que los instrumentos no registraron su acercamiento. En este momento en uno de los malecones de Palu se encontraban varios cientos de residentes locales que se preparaban para celebrar una fiesta nacional. Su destino por el momento se desconoce.

  • El potente terremoto de magnitud 7,5 azotó la isla indonesia de Célebes este viernes
  • Se produjo a unos 56 kilómetros al noreste de la ciudad de Donggala, con un hipocentro a unos 10 kilómetros de profundidad
  • El terremoto se registró tan solo unas horas después de otro fuerte sismo, de magnitud 6,1, en la misma zona, seguido por varias réplicas
  • Los temblores desencadenaron un tsunami que afectó especialmente Palu, capital de la provincia de Célebes Central, y Donggala, causando una gran destrucción
  • Se informa que las olas, que alcanzaron los tres metro