Aumenta a 25 los muertos por tifón Mangkhut en Filipinas

El poderoso tifon Mangkhut arrasó el norte de Filipinas, dejando a su paso al menos 25 muertos. Con vientos de hasta 200 kilómetros por hora y fuertes lluvias, produjo derrumbes y la destrucción viviendas. Mangkhut dejó un rastro de devastación tras su paso por Filipinas.

Con vientos de entre 170 y 200 kilómetros por hora, el tifón provocó la huida de decenas de miles de personas. Las autoridades no han podido precisar los daños debido a que las regiones más afectadas son áreas montañosas de difícil acceso. La agencia de noticias Associated Press ha informado que una fuente oficial comunicó que el número total de fallecidos asciende a 25, aunque no todas las víctimas han sido identificadas.

Además de la muerte de dos trabajadoras de emergencia a causa de deslizamientos de tierra, y de otra posible víctima del tífón, una niña de entre 9 y 12 años que fue hallada en el río Marikina, al menos cinco muertes más se registraron en el balneario turístico de Baguio, que quedó completamente aislado por desprendimientos en las carreteras de acceso.  El Centro de Reducción de Desastres (NDRRMC) advirtió que el número de víctimas puede aumentar en las próximas horas, mientras se confirman más informes recibidos sobre posibles fallecidos y desaparecidos en áreas remotas y todavía inaccesibles.

En el norte de la isla de Luzón, Mangkhut, el tifón más poderoso en toda la temporada, dejó a su paso árboles y postes de electricidad caídos, carreteras cortadas y viviendas destruidas. En la provincia de Cagayan, por donde Mangkhut entró al país, causó la destrucción de al menos 14.000 viviendas, por lo que el gobernador, Manuel Mamba, pidió al Gobierno que la provincia reciba fondos y ayuda humanitaria de forma urgente. Hasta el momento el Ejecutivo ha movilizado 30 millones de dólares para enfrentar la emergencia.

Después de tocar tierra en la localidad de Baggao, al noroccidente del país, este sábado 15 de septiembre a la 01:40, hora local, el tifón arrastraba vientos que alcanzaban los 305 kilómetros por hora y lluvias torrenciales que provocaron olas de hasta seis metros de altura.En su trayectoria hacia el oeste, el tifón se debilitó progresivamente. Abandonó el territorio filipino alrededor de las 10:00, hora local, camino a Hong Kong (China) con vientos sostenidos de al menos 170 kilómetros por hora.

Fuente: france24

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu Comentario
Por favor escribe tu Nombre