Muere el bisonte más longevo de los zoológicos de la Ciudad de México

Muere el bisonte más longevo de los zoológicos de la Ciudad de México
Muere el bisonte más longevo de los zoológicos de la Ciudad de México

La tare del 19 de diciembre, la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México (SEDEMA) confirmó el deceso de ‘La diabla’, el individuo de bisonte americano (bison bison) más longevo de los zoológicos de la capital, a los 26 años de edad.

El bisonte americano es el mamífero terrestre más grande del continente: los machos adultos pueden pesar hasta una tonelada y alcanzar casi tres metros de largo. Se trata de un animal gregario que se desplaza en grandes grupos y puede alcanzar una velocidad máxima de más de 60 kilómetros por hora.

Aunque la esperanza de vida media en libertad de la especie va de 12 a 20 años, La diabla extendió su vida durante poco más de un lustro. Desde su nacimiento hasta 2003, la bisonte vivió en el Zoológico de Chapultepec; sin embargo, hace 18 años fue trasladada al Zoológico de Aragón, donde pasó el resto de su vida.

Según la Secretaría, el bisonte es una de las especies que ha formado parte del Zoológico de Chapultepec desde su fundación, en el año 1923.

En marzo de 2020, los esfuerzos de conservación de la especie en el norte de México rindieron frutos en las planicies de Coahuila. Después de un siglo sin ser avistados en territorio nacional, la Comisión Natural de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) dio a conocer el avistamiento de una manada de 19 individuos de bisonte americano en el área natural protegida de El Carmen, al noroeste del país.

Hace más de cuatro siglos, la especie se extendía por la mayor parte del territorio de América del Norte y era conocido por los pueblos nativos americanos, quienes lo consideraban objeto de veneración y aprovechaban su piel, carne y huesos casi íntegramente para la reproducción material de su vida.

Sin embargo, su población disminuyó drásticamente a partir del siglo XIX, cuando se convirtieron en un blanco de los colonos, no sólo por la cacería deportiva, sino como una estrategia para limitar el territorio que históricamente perteneció a los nativos americanos. Fuente: National Geographic en Español

¡Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales! ¡Deja tu comentario!

Siguenos en Google News
Compartir con tus Amigos:
WhatsAppFacebookTwitterLinkedIn