Científicos graban espeluznantes sonidos en el lugar más profundo de la Tierra

El punto más profundo de la Tierra, el Challenger Deep en el fondo de la Fosa de las Marianas es un lugar totalmente misterioso e inexplorado; en marzo de 2016 un equipo de científicos obtuvieron las primeras grabaciones de este inhóspito lugar, y son realmente espeluznantes.
Los extraños sonidos que están llenos de gemidos, sonidos bajos y chillidos agudos nos dan una idea del oscuro mundo que se encuentra a 10.9 kilómetros bajo la superficie, y sin contar con el aplastante peso del Océano Pacífico.
Actualmente los científicos saben muy pocos acerca de la Fosa de las Marianas; sin embargo Robert Dziak, un oceanógrafo de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) pensó que aunque no podamos explorar el lugar, sí podríamos escuchar los sonidos provenientes de la profundidad.

Dziak junto a su equipo emprendieron una investigación,y lanzaron un hidrófono recubierto por titanio al Challenger Deep, el punto más profundo de la trinchera, y estuvo grabando los raros sonidos por 23 días seguidos.
El equipo obtuvo varios extraños sonidos, incluidos llamados de ballenas, movimientos telúricos y otros desconocidos.



A pesar de que se trata de un lugar con una presión totalmente aplastante (7200 kilogramos por pulgada) y donde el Sol no llega, aparte de ser el punto más profundo de la Tierra, es un sitio muy ruidoso, más de lo que habían esperado.
Esto se debe a que las ondas de sonido viajan increíblemente largas en el agua, convirtiendo a Challenger Deep en una especie de cámara de eco para sonidos de muchas millas a la redonda.
En una de las grabaciones se puede escuchar claramente el propulsor de un barco que viaja a través de la superficie a 10.9 kilómetros de distancia, y también el crujido distintivo de un tifón de cuarta categoría; aparte del constante ruido generado por los terremotos.
En este audio un bote pasa 10.9 km (6.7 millas) por encima del hidrófono:

En el siguiente audio se reproduce un terremoto de magnitud 5 que retumba cerca de Guam el 16 de julio de 2015:



Estas son las llamadas de una ballena barbada justo antes y después del mismo terremoto:

Para que el hidrófono pueda sobrevivir a esas profundidades se tuvo que realizar una gran ingeniería.
Haru Matsumoto, un ingeniero de la Universidad Estatal de Oregón que trabajó en el hidrófono, dijo en un comunicado:
La presión a esa profundidad es increíble. Tuvimos que dejar caer el amarre del hidrófono a través de la columna de agua a no más de cinco metros por segundo para asegurarnos de que el hidrófono, que está hecho de cerámica, sobreviviría al rápido cambio de presión.
Pero aunque los fragmentos de sonido nos dan una visión fascinante de la Fosa de las Marianas, ese no fue el único propósito de la misión: la NOAA espera utilizar las grabaciones para establecer una línea de base para el ruido ambiental en la parte más profunda del Océano Pacífico.
De esta forma, pueden determinar en el futuro si el ruido creado por el hombre en el océano se está volviendo más intenso, y comenzar a evaluar cómo podría afectar a los animales marinos que usan el sonido para comunicarse, navegar y alimentarse, como las ballenas y los delfines.
Ahora Dziak espera regresar a la Fosa de Mariana para hacer más grabaciones, y además explorar otras áreas profundas del Océano Ártico que están comenzando a ser accesibles a medida que se reducen las capas polares.
Dziak agregó:
Es similar a enviar una sonda del espacio profundo al Sistema Solar exterior. Estamos enviando una sonda en el océano profundo a los confines desconocidos del espacio interior.
Y este sonido es probablemente la llamada de una ballena jorobada o azul, haciendo eco en el lugar más profundo de la Tierra:


Recomendamos:  Conductor casi muere por grabar un alud (Vídeo)

Fuente: codigooculto

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu Comentario
Por favor escribe tu Nombre