Científicos perforarán el hielo más antiguo de la Tierra para analizar lo que esconde

Los científicos europeos han elegido un lugar particular en la Antártida, donde perforarán más de 2,7 kilómetros debajo de la superficie del hielo.

En busca de la respuesta a una pregunta: ¿qué sucedió entre 900.000 y 1,2 millones de años atrás, cuando la Tierra tuvo una transición en el sistema climático que causó que los períodos glaciales se hicieran más largos y más fríos?

Durante los próximos cinco años, la misión ‘Beyond EPICA-Oldest Ice’ trabajará en un lugar remoto en la Antártida conocido como ‘Little Dome C’, anunció este 9 de abril el equipo en el marco de la Reunión de la Unión Europea de Geociencias, celebrada en Viena (Austria).

“Los núcleos de hielo son únicos para las geociencias porque son un archivo de la paleo-atmósfera”, cita Live Science al coordinador de la misión, Olaf Eisen, del Instituto Alfred Wegener en Alemania.

Los científicos analizarán las burbujas de gas, moléculas y partículas atrapadas en capas delgadas de hielo antiguo, y gracias a los datos obtenidos podrán reconstruir los niveles de dióxido de carbono, datos de temperatura y otros indicadores del clima durante un largo período de tiempo.

Actualmente se cree que tiempo antes de 1,2 millones de años atrás, las edades de hielo de la Tierra se alternaron en ciclos más rápidos, de 40.000 años. Los científicos quieren conocer la causa de esta alteración y esperan encontrar algunas respuestas en el hielo antiguo de ‘Little Dome C’. Además, los datos de la misión los ayudarán a construir pronósticos climáticos para el futuro.

El área alrededor de ‘Little Dome C’ es muy seca y casi no hay precipitaciones, lo que es bueno para el objetivo del proyecto. “Cuanto menor sea la tasa de acumulación de nieve cada año, más años [de datos] tendrá en cada metro”, explicó Catherine Ritz, científica del proyecto e integrante del Instituto de Geociencias e Investigación Ambiental de Francia (IGE).

Además, la temperatura promedio en el sitio de perforación es de -54,5 ºC, por lo que el equipo trabajará solo durante dos meses del verano antártico. Debido a estos factores, es probable que a los científicos de Beyond EPICA les lleve años alcanzar las más profundas y antiguas capas de hielo, teniendo en cuenta que van a retirar cilindros de hielo de 4 metros de largo y de 10 centímetros de diámetro. Fuente:RT