El cometa Leonard aumenta su brillo inesperadamente y ofrece una última oportunidad para verlo

El cometa Leonard aumenta su brillo inesperadamente y ofrece una última oportunidad para verlo
El cometa Leonard aumenta su brillo inesperadamente y ofrece una última oportunidad para verlo

Esta es la última oportunidad para ver al cometa Leonard desde cualquier parte del mundo antes de que salga expulsado de nuestro Sistema Solar.

El pasado 12 de diciembre, el cometa Leonard tuvo su máximo acercamiento con la Tierra: en su largo camino hacia los planetas interiores del Sistema Solar, el cometa más brillante de 2021 pasó a una distancia mínima de 34.9 millones de kilómetros de nuestro planeta con dirección al Sol.

Y aunque los primeros cálculos indicaban que el amanecer de los días previos a su perigeo (el punto de su órbita más cercano a la Tierra) era el mejor momento para observarlo, Leonard ha aumentado su brillo súbitamente en las últimas horas, ofreciendo una última oportunidad para verlo a mediados de diciembre.

Cómo ver el cometa Leonard del 15 al 19 de diciembre

El 15 de diciembre, Leonard alcanzó una magnitud de 2.6, suficiente para observar el resplandor de su coma a ojo desnudo en condiciones ideales. Y aunque lo más probable es que su brillo descienda gradualmente conforme se aleja de nuestro planeta, los atardeceres del 16 al 19 de diciembre son la última ventana para ver el paso del cometa desde el cielo nocturno en ambos hemisferios.

Tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur, el cometa Leonard aparecerá una vez que caiga el Sol por el horizonte al anochecer. La mejor forma de encontrarlo es guiándose a través de Venus, el astro más brillante mirando hacia el sureste.

Una vez ubicado Venus, Leonard se encontrará más cerca del horizonte en dirección descendente, cerca de Sagitario:

Conforme avancen los días, Leonard se posicionará cada vez más alto en el horizonte; sin embargo, seguirá alejándose de la Tierra y por lo tanto, su brillo irá a menos hasta desaparecer en el cielo nocturno. Aunque en condiciones idóneas será posible observarlo a ojo desnudo como una estrella débil, con un telescopio o binoculares será posible captar más detalles, como su coma o cola.

Viajando a 71 kilómetros por segundo, Leonard alcanzará una velocidad de escape suficiente para despedirse definitivamente del Sistema Solar. Después de alcanzar el perihelio (el punto de su órbita en el que se encuentra más cerca del Sol) el próximo 2 de enero de 2022, el cometa será expulsado de nuestro vecindario cósmico, poniendo fin a un viaje que inició hace 35,000 años en la nube de Oort, en los confines del Sistema Solar. Fuente: National Geographic en Español

¡Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales! ¡Deja tu comentario!

Haz clic aquí
Haz clic aquí
Compartir con tus Amigos:
WhatsAppFacebookTwitterLinkedIn