Corea del Norte seguirá mejorando sus armas nucleares

Corea del Norte seguirá mejorando sus armas nucleares
Corea del Norte seguirá mejorando sus armas nucleares

Corea del Norte continuará perfeccionando el armamento nuclear para disuadir a fuerzas enemigas, afirmó el líder norcoreano, Kim Jong-un, al intervenir en el congreso del Partido de los Trabajadores de Corea.

«Es necesario hacer cosas para contener y controlar activa y plenamente la amenaza militar que existe de manera forzosa en la península de Corea, mejorando las tecnologías nucleares, reduciendo el tamaño y el peso y aumentando el poder estratégico de las armas nucleares, desarrollando armas nucleares estratégicas que pudieran usarse en la guerra moderna de diversas maneras en función del objetivo y del propósito de la operación», cita al gobernante norcoreano la agencia oficiosa KCNA.

En particular, según Kim Jong-un, el país se propone aumentar el alcance de sus armas nucleares a 15.000 kilómetros.

«Otro de los objetivos planteados es mejorar la capacidad de realizar ataques nucleares preventivos y de represalia y aumentar el nivel de precisión para alcanzar con precisión cualquier objetivo estratégico en el área de 15.000 kilómetros», dijo.

También señaló que Pyongyang acaba de concluir el desarrollo de un nuevo submarino nuclear, el cual, destacó, «es un ejemplo de modernización y ofrece una perspectiva segura para que la Armada aumente significativamente el nivel de su capacidad actual para realizar operaciones militares submarinas».

El octavo Congreso del Partido de los Trabajadores de Corea, el primero en celebrarse desde 2016 y segundo bajo el mandato de Kim Jong-un, arrancó el 5 de enero pasado. El líder norcoreano interviene en el congreso a diario con un informe.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, catalogó a Estados Unidos como mayor enemigo de su país, informó la surcoreana Yonhap citando la agencia KCNA del Norte.

En su informe ante el congreso del Partido de los Trabajadores de Corea, Kim Jong-un aseveró que «la clave para el establecimiento de una nueva relación Corea del Norte-EEUU es la renuncia de EEUU a la política hostil hacia Corea del Norte».

«Nuestras actividades políticas externas en el futuro deben centrarse en reprimir y contener a Estados Unidos, el obstáculo básico, el mayor enemigo contra nuestro desarrollo revolucionario», dice el informe del líder norcoreano.

A menos de dos semanas de la investidura de Joe Biden como nuevo presidente estadounidense, Kim Jong-un afirmó que la política de Washington respecto a Pyongyang no cambiará y que eso no depende de quién esté al mando del país norteamericano.

El proceso de distensión en Corea, que empezó en 2018 con varias cumbres intercoreanas y una reunión histórica entre los líderes de EEUU y Corea del Norte, Donald Trump y Kim Jong-un, lleva más de un año atascado.

La última ronda de negociaciones entre EEUU y Corea del Norte tuvo lugar en octubre de 2019 y, según Pyongyang, fue un fracaso porque la delegación estadounidense llegó a la mesa «con las manos vacías».

En mayo de 2019, Pyongyang reanudó las pruebas de armas, tras una pausa de 17 meses.

A finales de 2019, Kim amenazó con suspender la moratoria sobre pruebas nucleares y de misiles balísticos intercontinentales, e hizo mención de «una nueva arma estratégica» de Corea del Norte que el mundo vería en un futuro próximo.

Fuente: sputnik