Cuadrántidas 2022: la primera gran lluvia de estrellas del año ya está aquí

Cuadrántidas 2022: la primera gran lluvia de estrellas del año ya está aquí
Cuadrántidas 2022: la primera gran lluvia de estrellas del año ya está aquí

Con 80 meteoros por hora, las Cuadrántidas prometen ser una de las mejores lluvias de estrellas del año y así puedes observarlas paso a paso.

Cada enero, la Tierra atraviesa una región de su órbita donde yace una densa nube de polvo formada por los restos del asteroide 2003 EH. El paso de nuestro planeta a través de ella provoca que las partículas de hielo, polvo y rocas entren en contacto con la atmósfera terrestre a unos 41 kilómetros por segundo, provocando destellos que atraviesan el cielo nocturno fugazmente conocidos como Cuadrántidas, la primera gran lluvia de estrellas de 2022.

En condiciones ideales, la actividad máxima de las Cuadrántidas permitirá observar de 80 a 100 meteoros por hora la madrugada del 3 y la noche del 4 de enero. Si a la intensidad típica de las Cuadrántidas se suma la Luna nueva que acompañará las primeras noches del año , el resultado es una de las lluvias de estrellas más espectaculares del año.

Cómo ver las Cuadrántidas, la primera lluvia de estrellas de 2022

El radiante de las Cuadrántidas (la región del cielo nocturno donde parecen originarse la mayoría de meteoros) se encuentra en la constelación de Boyero en dirección al norte; sin embargo, la regla para disfrutar al máximo de cualquier lluvia de estrellas es sencilla: no es necesario ni aconsejable centrar la vista en el Boyero y sus alrededores.

Los meteoros pueden aparecer desde cualquier parte del cielo nocturno y más vale tener un campo de visión amplio de la bóveda celeste para poder cazar cuantas más sea posible.

El mejor momento para ver las Cuadrántidas es en la madrugada y previo al amanecer. Se trata de una lluvia que se observa mejor desde el hemisferio norte y como en otros eventos similares, no es necesario ningún instrumento óptico para verla.

Debido a su fugacidad, las lluvias de estrellas se observan mejor a ojo desnudo (sin binoculares, ni telescopio de por medio) y en un cielo con la menor contaminación lumínica posible.

El primer paso para ver meteoros es dejar encontrar un sitio cómodo, que permita mirar bocarriba sin forzar el cuello. Dejar de lado cualquier tipo de luz (especialmente de teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos) es imperativo para mejorar la experiencia. Una vez que tus ojos se acostumbren a la oscuridad, comenzarás a observar más estrellas en el cielo nocturno y con un poco de suerte, ver el fugaz recorrido de alguna Cuadrántida en la bóveda celeste. Fuente: National Geographic en Español

¡Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales! ¡Deja tu comentario!

Siguenos en Google News
Compartir con tus Amigos:
WhatsAppFacebookTwitterLinkedIn