Descubren múltiples metales alcalinos en un exoplaneta (Vídeo)

Múltiples metales han sido encontrados en uno de los exoplanetas menos densos jamás encontrados. Un equipo de la Universidad de Cambridge y el Instituto de Astrofísica de Canarias, en España, utilizó el Gran Telescopio de Canarias para observar a WASP-127b, un planeta gaseoso gigante con cielos parcialmente despejados y fuertes firmas de metales.

Los resultados de la investigación han sido publicados en páginas de la revista Astronomy & Astrophysics. WASP-127b tiene un radio 1.4 veces mayor que Júpiter, pero solo el 20% de su masa.

Un planeta así no tiene analogía en el Sistema Solar y se considera raro incluso dentro de los límites de exoplanetas descubiertos hasta ahora. El planeta toma alrededor de cuatro días para orbitar a su estrella principal y su temperatura superficial es de unos 1127°C.

Las observaciones de WASP-126b revelaron la presencia de una gran concentración de metales alcalinos en su atmósfera, y se hizo una detección simultánea de sodio, potasio, y litio por primera vez en un exoplaneta.

Las absorciones de sodio y potasio son muy amplias, lo que es característico de atmósferas relativamente despejadas. Según el trabajo de modelado que realizaron los investigadores, los cielos de WASP-127b están despejados en un 50 por ciento.

“Las características particulares de este planeta nos permitieron realizar un estudio detallado de su rica composición atmosférica. La presencia de litio es importante para comprender la historia evolutiva del sistema planetario y podría arrojar luz sobre los mecanismos de formación de planetas”, explicó Guo Chen, de IAC y principal autor.

La estrella anfitriona del planeta, WASP-127, también es rica en litio, que podría apuntar a una estrella AGB, un gigante rojo brillante miles de veces más brillante que el sol, o una supernova que ha enriquecido la nube de material del que se originó este sistema.

Los investigadores también encontraron posibles signos de agua. “Si bien esta detección no es estadísticamente significativa, como las características del agua son débiles en el rango visible, nuestros datos indican que las observaciones adicionales en el infrarrojo cercano deberían ser capaces de detectarla”, precisió Enric Pallé, coautor del estudio.

Los resultados demuestran el potencial de los telescopios terrestres para el estudio de las atmósferas planetarias. “La detección de un elemento traza como el litio en una atmósfera planetaria es un gran avance y motiva nuevas observaciones de seguimiento y modelos teóricos detallados para corroborar los hallazgos”,celebró Nikku Madhusudhan de Cambridge.

Los científicos de todo el mundo trabajan en el análisis continuo de los exoplanetas y sus atmósferas con telescopios terrestres, pero creen que planetas como WASP-127b servirá como referencia para futuros estudios con telescopios espaciales como el James Webb que se lanzará hacia 2020, y será sucesor de Hubble.