Descubren nuevo tipo de serpiente extremadamente venenosa en Australia

Los biólogos creen que solo puede habitar en áreas mineras de Australia, y eso podría poner en peligro a la especie dada la extracción excesiva de bauxita.

Una nueva especie de serpiente, extremadamente venenosa, fue descubierta en el estado de Queensland, Australia, pero los científicos temen que ya esté en peligro de extinción, informa el portal 9News.

El miembro más nuevo de la familia de serpientes bandy-bandy, llamado Vermicella Parscauda, fue encontrado por el biólogo Bryan Fry, de la Universidad de Queensland, y su equipo, en la ciudad de Weipa, cerca de minas de extracción de bauxita. El reptil descansaba en un bloque de hormigón.

«La bandy-bandy es una serpiente excavadora, así que nos sorprendimos al encontrarla en un bloque de concreto junto al mar»,bandy resultó ser una nueva especie, visual y genéticamente distinta de las encontradas en la costa este de Australia y en partes del interior», añadió.

La bandy-bandy o serpiente-aro es un tipo de serpiente nocturna, subterránea, negra y con anillos blancos, que normalmente se esconde debajo de rocas y troncos y habita exclusivamente en Australia. También tiene una picadura venenosa, advierten los biólogos.

Un cazador de serpientes de Queensland, Brydie Maro, aseguró a The Daily Mail que un encuentro con una bandy-bandy podría resultar fatal, y comparó la toxicidad de su veneno con la muy difamada serpiente negra de vientre rojo. Los síntomas típicos que resultan de una mordida incluyen dolor localizado, hinchazón del sitio de la herida y las articulaciones circundantes, hormigueo y entumecimiento de las extremidades.

Solo se han encontrado seis ejemplares de la nueva serpiente.

Fuente: RT