Advierten de un efecto mortal del cambio climático al que tenemos que acostumbrarnos

La amenaza para medio ambiente y comunidades humanas está vinculada a la fuerza destructiva del agua.

Investigadores en el ámbito de la ingeniería de la Universidad de Columbia (Nueva York, EE.UU.) han demostrado por primera vez que las precipitaciones extremas y riadas han aumentado dramáticamente como respuesta a los cambios inducidos por el hombre en el clima y el medio ambiente,

La amenaza para los ecosistemas y las comunidades humanas es seria: el número de fallecidos en este tipo de fenómenos será más elevado, al igual que mayores serán los daños materiales. Ningún otro fenómeno natural tendrá consecuencias tan graves. Un estudio publicado este lunes en la revista Nature Communications recoge la cuestión en detalle.

Al analizar la información del Global Runoff Data Centre (GRDC) y del Global Summary of the Day (GSOD), los investigadores avanzaron que las lluvias extremas y las riadas se harán más frecuentes y serán más dañinas a escala mundial como consecuencia del calentamiento del planeta y de los cambios antropogénicos (como el uso intensivo de la tierra). El cambio climático hace que la atmósfera sea capaz de contener más humedad a medida que aumentan las temperaturas.

Los investigadores enumeran como ejemplos de desastres naturales de esta naturaleza los huracanes Florence Michael en EE.UU. y el supertifón Mangkhut en Filipinas y China, que demostraron el impacto generalizado y dañino de la virulencia de estos fenómenos tanto en ecosistemas como en zonas urbanas.

Las pérdidas causadas por las inundaciones repentinas han aumentado en los últimos 50 años y han superado los 30.000 millones de dólares por año en la última década, según los académicos.

“Sabemos que las precipitaciones extremas y riadas se intensificarán significativamente en el futuro, y debemos modificar nuestras infraestructuras en consecuencia”, ha afirmado el autor principal del estudio, Jiabo Yin, estudiante visitante de la Universidad de Wuhan (Hubei, China), citado por un comunicado del centro Columbia Engineering.

Los investigadores creen que su trabajo contribuirá a mejorar el pronóstico de las inundaciones, los sistemas de alertas tempranas y la planificación de las infraestructuras, además de ayudar a formular estrategias para enfrentar el cambio climático.

A nivel mundial, casi 1.000 millones de personas actualmente viven en planicies aluviales, lo que aumenta su exposición a las inundaciones debido a fenómenos meteorológicos extremos.

Científicos avisan que nos quedan doce años para evitar una catástrofe climática

La ONU publicó un alarmante informe basado en 6.000 fuentes sobre el cambio climático que da al mundo un plazo de tan solo doce años para tomar medidas.

Posted by RT Play en Español on Friday, October 12, 2018

Fuente: RT