las centrales nucleares pone en riesgo el futuro

Si no se toman medidas para prestar más apoyo a la energía nuclear, los esfuerzos globales para la transición hacia un sistema energético más limpio serán de una dificultad extrema”, declaró el director de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol, citado por Reuters.

Birol considera que, si bien la energía renovable es clave para las metas del futuro, resultaría enormemente complicado lograr la sostenibilidad sin energía nuclear, que hoy en día es la segunda mayor fuente de electricidad del mundo con bajas emisiones de carbono, y que constituye un 10 % de la generación de electricidad a nivel mundial.

El director del controlador energético no sugiere que los países que ya abandonaron la energía nuclear reconsideren su decisión, pero sí insta a las naciones que siguen usándola a mantener las plantas en buen estado. Actualmente, las plantas nucleares de EE.UU. y de Europa tienen, de promedio, más de 35 años, y muchos de los 452 reactores que existen están a punto de cerrarse, ya que su explotación resulta demasiado cara y las normas de seguridad también se endurecieron.

“Sin cambios en las políticas, las economías avanzadas podrían perder un 25 % de su capacidad nuclear para 2025 y hasta dos tercios para 2040”, constató la AIE en su último informe sobre energía nuclear.

Pese al aumento del uso de energía eólica y solar en los últimos 20 años, debido a la reducción del uso de energía nuclear, la energía limpia sigue representando el mismo 36 % del total del suministro energético a nivel mundial que hace dos décadas.

Para compensar la disminución prevista del uso de energía nuclear en las próximas dos décadas, la inversión en las fuentes de energía renovable tendría que quintuplicarse, lo que no solo resultaría demasiado costoso, sino que también requeriría grandes inversiones en la red eléctrica, advirtieron desde la AIE.

Por su parte, el jefe de Mercados Energéticos la AIE, Keisuke Sadamori, indicó que construir nuevos generadores de energía eólica o solar saldría más caro que extender la vida útil de los reactores nucleares existentes, lo que conllevaría un coste de entre 500 millones de dólares y 1.000 millones por 1 GW de capacidad. Fuente:RT