Estos son algunos impactos de meteoritos sobre la Tierra más importantes

Cuando un meteorito deja su impacto sobre la Tierra produce un cráter, una suerte de abolladura que un cuerpo espacial deja al chocar con un planeta.

Según los astrónomos conforme más densa es la atmósfera de un planeta, la fricción puede disminuir el impacto, pero como sea ha habido asteroides tan grandes que han dejado cráteres significativos.

Estos son algunos de los impactos de meteoritos sobre la Tierra más importantes:

El cráter de Vredefort

Ubicado en Sudáfrica este cráter es producto del impacto de un meteorito que habría caído sobre la Tierra hace 2 mil 20 millones de años.
El cráter tiene un diámetro estimado de 160 a 400 kilómetros y además, se estima que el meteorito que lo causó tenía entre 5 y 10 kilómetros de diámetro.
Desde 2005 el sitio del cráter es considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Cráter de Kaali
Kaali, situado en Estonia, es un pequeño grupo de 9 cráteres de impacto formado por colisiones de meteroritos.
El más grande de estos cráteres mide 110 kilómetros de diámetro y alberga un pequeño lago. Las estimaciones apuntan que el grupo de meteoritos viajaba a una velocidad de impacto de entre 10 y 10 kilómetros sobre segundo y que tenían una masa de entre 20 y 80 toneladas.
De hecho, se cree que al entrar a la Tierra el meteorito se rompió en pedazos, dando lugar a un fragmento más grande que provocó el cráter principal con unos 22 metros de profundidad.

Cráter Barringer

El cráter Barringer o el cráter del meteorito en Arizona en Estados Unidos posiblemente sea uno de los más conservados sobre la faz de la Tierrra. Fue el geólogo Daniel Barringer quien sugirió que la formación había sido causada por el impacto de un meteorito.
El cráter tien un diámetro aproximado de 1200 metros y 170 metros de profundidad, y se cree que se originó hace más de 40 mil años tras el impacto con la Tierra de un cuerpo de unos 50 metros de longitud a una velocidad de 12 kilómetros sobre segundo.

Cráter de impacto Monturaqui

En Chile se encuentra uno impactos de meteorito más documentados en Sudamérica, se trata del cráter Monturaqui en la región de Antofagasta con 3 mil metros de altidud y al sur del Salar de Atacama.
El cráter representa una estructura de 350 metros de diámetro y 34 metros de profundidad, y alrededor de la formación se encuentran fragmentos remanentes del meteorito que lo formó.
Uno de los principales problemas de este cráter según explica la Sociedad Geológica de Chile ha sido la extracción por parte de turistas y otras expediciones que impiden un estudio completo del cráter.

Cráter de Chicxulub

Localizado en la península de Yucatán, en México, muchos consideran a este cráter como el responsable de la extinción de los dinosaurios. No en sí al cráter sino al meteorito que lo provocó.
El evento de impacto se produjo hace aproximadamente 65 millones de años en el periodo cretácico terciario, y el meteorito en cuestión se estima que midió 10 kilómetros de diámetro.
Tan sólo el diámetro del cráter se estima en 180 kilómetros que están cubiertos por la vegetación en la zona. También se cree que producto del impacto se formó la red de cenotes existentes en la península.
Recientemente una investigación realizada por la Universidad de Zaragoza en España encontró que los restos más puros del meteorito se localizaron en una pequeña isla deshabitada que se localiza al norte de Colombia.

Pero el lago es producto del impacto de un meteorito que se cree que tocó tierra hace 1.3 millones de años y abrió un hueco en la tierra de 10.5 kilómetros que en la acutalidad está lleno de agua y rodeado de selva.
En el caso de los hallazgos del material original del meteorito, estos fueron encontrados en la isla de Gorgonilla situada a 35 kilómetros de la costa norte en el pacífico colombiano. Se trata de un islote de unos dos kilómetros que está deshabitado y cubierto por un bosque húmedo tropical.
En una de las playas se encontraron pequeñas esférulas de roca llamadas tectitas que tienen el aspecto de minúsculas perlas de vidrio natural.
Según la investigación publicada en la revista Geology, estas formaciones son en realidad salpicaduras de roca fundida expulsadas del cráter Chicxulub mientras se formaba con el impacto, solidificadas luego en el espacio y esparcidas por todo el planeta a modo de lluvia.
Las rocas habrían viajado 2 mil kilómetros hasta situarse ahí, a un metro bajo tierra en donde pudieron conservarse. El resto, indican, se encuentra en depósitos en el océano a más de 20 kilómetros de profundidad.

¿La Tierra corre riesgos con el impacto de un meteorito?

Todos los días, según información de la NASA, la Tierra es bombardeada con más de 100 toneladas de polvo y partículas del tamaño de un grano de arena.
Aproximadamente una vez al año, un asteroide del tamaño de un automóvil golpea la atmósfera de la Tierra, crea una bola de fuego impresionante y se quema antes de llegar a la superficie.
Cada 2 mil años más o menos, un meteorito del tamaño de un campo de fútbol golpea la Tierra y causa un daño significativo a la zona.
Solo una vez cada pocos millones de años, aparece un objeto lo suficientemente grande como para amenazar a la vida en la Tierra. Los cráteres de impacto en la Tierra, la luna y otros cuerpos planetarios son evidencia de estas ocurrencias.
Con esto, las rocas espaciales de menos de 25 metros probablemente se quemarán cuando entren a la atmósfera de la Tierra y causen poco o ningún daño.
Los astrónomos consideran que cualquier cosa de más de uno a dos kilómetros podría tener efectos en todo el mundo.
Toutatis, con 5.4 kilómetros de diámetro es considerado el mayor asteroide potencialmente peligroso para la Tierra.
Aunque en comparación, los asteroides que pueblan el cinturón principal de asteroides entre Marte y Júpiter, y no representan una amenaza para la Tierra, pueden llegar a medir hasta 940 kilómetros de ancho.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu Comentario
Por favor escribe tu Nombre