Cambio climático generará ciclones de mayor intensidad en México

El cambio climático generará ciclones de mayor intensidad en esta temporada de huracanes en México, alertó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Christian Domínguez Sarmiento, investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA), consideró que la mala gestión de riesgos y la falta de capacidad de respuesta son las causas principales de que se registren desastres.

A ocho días del inicio de la temporada de ciclones, la especialista universitaria previó que la intensidad de estos fenómenos climáticos se incrementarán en los meses de julio, agosto y septiembre en el Pacífico; y en los meses de agosto, septiembre y octubre en el Atlántico.

Domínguez Sarmiento explicó que la ubicación de México entre dos cuencas oceánicas ocasiona que el país sea impactado por ciclones tropicales cada año. “Llegan por ambos lados: el Golfo –donde la temporada comienza el 1 de junio- y el Pacífico. En situación similar está Australia; mientras que en otros territorios, como Estados Unidos, sólo pegan por un lado”, precisó.

La especialista aseguró que, en promedio, cada temporada ocurren 12 ciclones tropicales en el Atlántico, y las zonas más afectadas de México son Veracruz y Yucatán. En el Pacífico se presentan cerca de 14 e impactan más en la península de Baja California, Oaxaca y Guerrero.

Ante este difícil panorama, el CCA de la UNAM realiza pronósticos experimentales con el fin de conocer con varios días de anticipación dónde se formará un ciclón y por dónde entrará. Estas estimaciones se hacen basándose en el pronóstico estacional (con meses de anticipación) y meteorológico (con días de anticipación) de ciclones tropicales para México y Centroamérica que realiza el National Hurricane Center de Estados Unidos. El estacional indica en dónde se gestarán, pero no por dónde entrarán.

Con estos datos, la Secretaría de Marina moviliza elementos a los puertos y salvaguarda sus embarcaciones. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) toma en cuenta la información para mantener su operatividad y resguardar sus instalaciones, al tiempo que Protección Civil utiliza los datos para emitir alertas y realizar evacuaciones.

Entre 2000 y 2006, México perdió 425 mil millones de pesos debido a desastres naturales, de los cuales, el 60 por ciento fueron principalmente causados por ciclones tropicales, según cifras del Centro Nacional de Prevención de Desastres. Fuente:Vanguardia