Florence se detiene frente a la costa, incrementando su peligro al máximo

El más reciente pronóstico del tiempo sigue colocando al huracán Florence a unas 100 millas de Wilmington (Carolina del Norte) avanzando lentamente hacia la costa con vientos de 100 millas por hora, lo que no ha cambiado en las pasadas dos horas.

Florence ha continuado moviéndose más lentamente y ajustes del radar sugieren que posiblemente se haya detenido por completo debido a una reorganización del ojo o pared del ojo. Datos del radar indican que Florence pudiera estar desarrollando una pared de ojo externa y si este proceso continúa, habrá poco cambio en la intensidad hasta que el huracán toque tierra en alrededor de 24 horas.

La tormenta sigue siendo de categoría 2 sobre cinco y traerá marejadas ciclónicas y lluvias potencialmente mortales. Se pronostica que la alta presión permaneza intacta por las próximas 72 horas, lo cual moverá a Florence lentamente hacia el oeste y oeste a suroeste hacie el centro de Carolina del Sur.

El ojo del huracán llegará a la costa de Carolina del Norte y del Sur en la noche del jueves y madrugada del viernes. Aunque probablemente siga debilitándose, según este pronóstico, provocará crecidas del mar de hasta 11 pies en la costa, y hasta 40 pulgadas de lluvia (Harvey dejó 60 pulgadas el año pasado e inundó Houston, Texas)

“No se relajen, no sean complacientes, sigan en guardia, es una tormenta poderosa que puede matarles, hoy la amenaza se ha hecho realidad”, ha insistido el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper. Aunque el huracán parezca perder fuerza, no por ello es menos peligroso: “Lo que realmente importa es el tamaño total de la tormenta”, ha explicado el director del Centro Nacional de Huracanes, Ken Graham, que añade: “Cuanto más grande y lenta que es la tormenta, mayor es su amenaza y su impacto. Y eso es lo que tenemos ahora”.

Albert Martínez: "que el huracán quede estacionado es el peor escenario"

Seguiremos informando….