Grandes terremotos provocan sismos en el lado opuesto de la tierra

Una nueva investigación muestra que un gran terremoto no solo puede provocar otros sismos más pequeños, sino más grandes, en el lado opuesto de la Tierra. La investigación, publicada en páginas de Scientific Reports, supone un paso importante hacia la mejora de la prevención.

Encabezado por científicos de la Universidad Estatal de Oregón, el estudio sugiere 44 años de observación de datos sísmicos en los que se encontraron pruebas claras de que los sismos de magnitud 6.5 o superior desencadenan otros de magnitud 5 o mayor.

Por años, apunta la investigación, se había pensado que las réplicas -sismos de magnitud más pequeña que ocurren en la misma región en la que se produce un gran sismo- era la única actividad sísmica producto de un terremoto.

Pero, mediante el análisis de datos sísmicos de 1973 a 2016, que excluyó datos de zonas de réplicas, la investigación encontró la primer evidencia discernible de que en los tres días posteriores a un gran sismo, otros tuvieron más probabilidades de ocurrir.

“Los terremotos son parte de un ciclo de acumulación y liberación de tensiones tectónicas. Como zonas de fallas cerca del final de este ciclo sísmico, se pueden alcanzar puntos de inflexión y puede ocurrir el disparo”.

La magnitud del terremoto se mide en una escala logarítmica 1-10: cada número entero representa un aumento de 10 veces en la amplitud medida y un aumento de 31 veces en la energía liberada.

El mayor terremoto registrado en la historia moderna fue un sismo de magnitud 9.5 registrado en Valdivia, Chile en 1960. El terremoto de 2011 que devastó la planta de energía nuclear de Fukushima en Japón se midió en magnitud 6.6.

Fuente:SkyAlert

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu Comentario
Por favor escribe tu Nombre