Severa granizada en Rumanía

Ayer por la tarde una probable supercélula dejó granizada del tamaño de una pelota de golf en la ciudad de Zalau, Rumanía. Fueron apenas 15 minutos, pero dejó numerosos daños en vehículos y mobiliario urbano.

Ayer por la tarde, alrededor de las 15:30 horas, el condado rumano de Zalau registró una granizada severa que provocó daños en multitud de vehículos, mobiliario urbano e incluso, según los medios locales, varias personas resultaron heridas.

La tormenta, probablemente una supercélula, apareció al sur del condado a las dos de la tarde y, con el paso de los minutos, fue ganando intensidad mientras se trasladaba hacia el norte, guiada por la zona delantera de la vaguada que sobrevuela el centro de Europa.

En apenas 15 minutos el pedrisco, con el tamaño de pelotas de golf, deshojó los árboles de la ciudad de Zalau y destrozó lunas de innumerables coches. El aguacero torrencial, además, llegó acompañado de fuertes rachas de viento.

Las autoridades pidieron a los vecinos evitar salir al aire libre mientras el aviso rojo, por viento, tormenta y granizo, permaneciera activo. El riesgo extremo se activó con el desarrollo de los núcleos tormentosos pero no cogió desprevenidos a los meteorólogos rumanos, que ya habían activado el ‘código naranja’ unas horas antes.

Hoy Rumanía continúa inmersa en una situación de inestabilidad acusada. Aún está en el flanco oriental de la mencionada lengua de aire frío en las capas medias y altas de la troposfera, al igual que Serbia, Hungría, Croacia, Alemania y casi toda Italia. En todos estos países hay avisos por lluvias fuertes, especialmente en el extremo sureste del territorio alemán, que cuenta con el nivel rojo ante posibles lluvias de hasta 100 litros por metro cuadrado. Fuente:Tiempo