Hallan bacterias que comen hidrocarburos en el lugar más profundo del Océano

Un equipo de investigadores británicos, rusos y chinos encontró microorganismos que pueden degradar hidrocarburos en los sedimentos de la Fosa de las Marianas, la depresión más profunda de la Tierrainforma un estudio publicado este viernes en la revista Microbiome.

Al tomar muestras del agua de la fosa, a una profundidad de casi 11.000 metros, se descubrió un nuevo tipo de bacterias que pueden degradar los alcanos, grupo de hidrocarburos presente en el petróleo crudo y el gas natural. La proporción de dichos microorganismos es más alta que en ningún otro lugar del planeta, señala el estudio.

Pero además, al indagar en el origen de los compuestos que nutren a estos microorganismos, los investigadores se sorprendieron al identificar, en los sedimentos de la fosa, hidrocarburos de procedencia biológica. Esto sugiere la existencia de una especie aún no identificada, que los produce.

Es la primera vez que se encuentran compuestos producidos bilógicamente en tales profundidades, cita un comunicado de prensa de la Universidad de Anglia del Este (UEA, por sus siglas en inglés) al doctor Nikolai Pedentchouk, integrante del equipo.

David Lea-Smith, investigador de la misma institución educativa, afirma que los hidrocarburos pueden desempeñar un rol importante en este ecosistema único. Así, supone que probablemente ayudan a los microbios a sobrevivir bajo la enorme presión existente en el fondo de la fosa y sirven de comida para otras especies de bacterias. En todo caso, se necesita más investigación de todo ese entorno, declara.

El estudio contribuye a expandir conocimientos sobre la contaminación antropogénica del Océano y los mecanismos para su posible reversión.

“La identificación de los microbios que producen estos hidrocarburos es una de nuestras principales prioridades, así como la comprensión de la cantidad de hidrocarburos liberados por la actividad humana en este entorno aislado”, sostiene el profesor Xiao-Hua Zhang, de la Universidad Oceánica de China (Quingdao), a quien cita el comunicado. Fuente: RT