Los Incendios forestales de California siguen fuera de control

Los bomberos y servicios de emergencia de California continúan luchando contra los incendios activos que han arrasado ya unos 280,000 acres. Entre ellos uno de los más destructivos de la historia del estado. Al menos ocho personas han fallecido en las últimas semanas por las llamas que se han propagado con facilidad por el tiempo seco y caluroso. Las llamas no dan tregua, nuevos incendios amenazan infraestructuras.

Al norte de San Francisco, un incendio amenazaba este martes por la trade 60 viviendas que fueron desalojadas cerca de Covelo, en el condado de Mendocino. Ha quemado 865 acres. El vientos azotó las llamas a través de los matorrales cerca del Bosque Nacional Mendocino, según el Comisionado del Condado de Mendocino, Matthew Kendall.

En este condado se localizan los incendios que hasta ahora están más descontrolados, los llamados Ranch y River, que juntos han quemado más de 80,000 acres y están contenidos 10% y 12%, respectivamente.

Hacia el este, otro incendio chamuscó el martes por la noche tierras dedicadas al ganado cerca de la ciudad de Yuba, en el condado de Sutter,  cubriendo más de 1 1/2 millas cuadradas (4 kilómetros cuadrados) en unas pocas horas.

Pero el fuego que más procupa a las autoridades es el bautizado como incendio Carr, que se encuentra en el condado de Shasta (unos 400 kilómetros al norte de San Francisco). A su paso ha provocado la muerte de seis personas cerca de la localidad de Redding y ha quemado más de 900 casas. El avance de las llamas ha carbonizado más de 112,888 acres y está contenido al 30%.

Así se sitúa, según Los Angeles Times, como el sexto incendio más destructivo y el treceavo más mortífero en la historia de California. Los bomberos han seguido construyendo líneas de contención en la noche de este martes.

Mientras, varias partes del Parque Nacional de Yosemite, una de las reservas naturales más populares del país, siguen cerradas debido al incendio «Ferguson«, que está ardiendo desde hace diecinueve días en el condado de Mariposa y que ha arrasado unas 58,000 acres.  Es el cierre más largo en Yosemite desde 1997 cuando las inundaciones cerraron el parque durante más de dos meses. El fuego estaba contenido este martes en un 33%, pero dos bomberos han muerto y al menos nueves resultaron heridos, según las autoridades.

Fuente: telemundo