Increpan en un supermercado a uno de los expolicías implicados en la muerte de Floyd

J. Alexander Kueng es increpado por una mujer mientras hacía compras en un supermercado de Plymouth (Minesota, Estados Unidos)
J. Alexander Kueng es increpado por una mujer mientras hacía compras en un supermercado de Plymouth (Minesota, Estados Unidos)

Uno de los cuatro exagentes de la Policía de Mineápolis involucrado en la muerte de George Floyd fue increpado por una mujer mientras el hombre hacía unas compras esta fin de semana en un supermercado de la ciudad de Plymouth.

La mujer grabó con su teléfono móvil todo el diálogo que mantuvo con J. Alexander Kueng, el cual fue subido a Twitter este domingo por su hermano.

En las imágenes se puede ver cómo una mujer que estaba comprando en un supermercado de la cadena Cub Foods reconoce a Kueng, quien este viernes salió de la prisión tras pagar una fianza de 750.000 dólares.

«¡Eres tú! Entonces, ¿estás fuera de prisión y estás haciendo compras cómodamente en Cub Foods como si no hubieras hecho nada?», pregunta la mujer. «Yo no diría ‘cómodamente’. Yo diría que estoy comprando cosas necesarias», le responde Kueng.

«No creo que debas tener ese derecho. No creo que deba salir bajo fianza», continúa la mujer, a lo que el exoficial señala que puede «entenderlo». «Lamento que te sientas así», dice Kueng.

«¿Sientes algún remordimiento por lo que hiciste? […] Tienes el descaro de salir a la calle y pensar que no sabemos quién eres. ¿Cómo te atreves? No vas a poder vivir tranquilo en Minesota ni en ningún otro lugar. Y volverás a la cárcel, puedes estar seguro», dice la mujer mientras informa a otros compradores de la identidad de Kueng.

«Tienes suerte de que no tengan tu dirección», agrega la mujer. Por su parte, Kueng, que permanece callado durante la mayor parte de la conversación, insiste que solo quiere hacer la compra e irse.

J. Alexander Kueng, al igual que los ya exoficiales Thomas Lane y Tou Thao, está acusado de ayudar e incitar al asesinato involuntario en segundo grado, además de ayudar e incitar al homicidio involuntario en segundo grado.

El expolicía Derek Chauvin —quien presionó con la rodilla el cuello de Floyd durante la detención— enfrenta cargos por asesinato en segundo grado y tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado.

Fuente: RT

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu Comentario
Por favor escribe tu Nombre