¿Las inundaciones de los últimos meses son culpa del cambio climático?

Durante los últimos años se ha señalado al cambio climático, como uno de los responsables en el aumento de las inundaciones tanto en México como en otras regiones del planeta. ¿Qué relación hay entre ambos fenómenos?

Comencemos por definir al cambio climático como la alteración en los patrones meteorológicos, que provocan una variación a largo plazo en las condiciones temporales promedio.

Para entender las causas del cambio climático hay que pensar la sociedad desde el punto de vista de las complejas interconexiones e interdependencias entre la naturaleza y los seres humanos. ¿Por qué llueve con más intensidad?

El cambio climático se presenta de distintas formas. Una de ellas es la alteración del ciclo hidrológico, que repercute en: La aceleración de la fusión de los glaciares. El incremento en la aparición de los huracanes. Períodos de sequía más extensos. Cambio en los patrones de las precipitaciones e inundaciones

Cuando el clima se calienta aumenta la cantidad de agua en el aire, incrementando la capacidad de la atmósfera para conservar la humedad, generando nubes y sistemas tormentosos. Esta concentración provoca que las precipitaciones sean más frecuentes, torrenciales y contengan un mayor volumen de agua. Conforme aumenten las temperaturas las inundaciones serán más frecuentes y peligrosas.

Otros factores que favorecen la proliferación de dichas inundaciones son la desaparición de la masa forestal y la desertización. La flora sirve para frenar el flujo torrencial del agua y mantiene más fresco el ambiente, en contraparte, su ausencia deja a las zonas más vulnerables.

Gases de efecto invernadero: En gran medida, el cambio climático y el incremento en la temperatura del planeta obedece a la emisión de gases de efecto invernadero. Un estudio publicado en la revista Science Advances en enero de este año, afirmó que los riesgos que traen consigo las riadas e inundaciones seguirán en aumento debido a los gases de efecto invernadero que fueron emitieron décadas atrás.

El aumento de dióxido de carbono para la producción de energía eléctrica es uno de los factores más peligrosos y el principal catalizador del calentamiento del planeta. La quema de carbón y de gas natural despide gases invernadero y gases altamente dañinos para la atmósfera. Las emisiones de dióxido de carbono han aumentado 7 mil veces en los últimos 200 años. Hoy, la emisión de CO2 se aproxima a los 7 mil millones de toneladas por año.

Acciones como la reducción de emisiones contaminantes y el ahorro de energía ayudarán a revertir esta situación, aunque para ello se requiere de un compromiso conjunto entre gobiernos, sector industrial y población en general.