Los insectos son los principales afectados del calentamiento global

Limitar el calentamiento global y la temperatura media de la Tierra a un aumento no mayor a 1.5°C salvaría a un gran número de especies de plantas y animales del mundo de los efectos del cambio climático, de acuerdo con una nueva investigación en la Universidad de East Anglia.

Y además, de limitar el calentamiento al objetivo establecido por el Acuerdo de París evitaría la mitad de riesgos asociados con el calentamiento de 2°C para plantas y animales, y dos tercios de los riesgos para insectos.
De acuerdo con una investigación publicada en las páginas de la revista Nature todas las especies del mundo se beneficiarían, pero particularmente más aquellas que habitan el sur de África, el Amazonas, Europa y Australia.
Según la investigación es de suma importancia reducir el riesgo para los insectos, porque son vitales para todo ecosistema al realizar polinización de cultivos y flores, y ser parte de las cadenas alimenticias de otras aves y animales.
La investigación previa se centró en cuantificar los beneficios de limitar el calentamiento a los 2°C por encima de la era preindustrial, pero no se hizo hincapié en la importancia de los insectos.

Así, mediante el estudio de 115 mil especies que incluyen a 31 mil insectos, 8 mil aves, mil 700 mamíferos, mil 800 reptiles, mil anfibios y 71 mil plantas, la investigación realizada en la Universidad de East Anglia del Reino Unido y la Universidad James Cook de Australia, presentaron el estudio de mayor escala en su tipo.
De acuerdo con Rachel Warren, la principal investigadora del estudio, “queríamos ver cómo las diferentes proyecciones del futuro del clima causaban que las áreas se volvieran climáticamente inadecuadas para las especies que viven ahí”.
“Medimos los riesgos para la biodiversidad contando el número de especies proyectadas para perder más de la mitad de su rango geográfico debido al cambio climático”, explica.
Con eso los investigadores encontraron que alcanzar el objetivo final del Acuerdo de París, limitar el calentamiento a 1.5°C por encima de los niveles preindustriales, representaría enormes beneficios para la biodiversidad, incluso más que limitar el calentamiento a sólo 2°C.
Pero, tal como apunta Warren “los insectos son particularmente sensibles al cambio climático. Con el calentamiento a 2°C, se proyecta que el 18% de los 31 mil insectos que estudiamos perderá más de la mitad de población”.
Cuando el aumento en la temperatura se fija hasta los 1.5°C la proyección se reduce al 6% aunque no obstante, existen algunas especies que son susceptibles de perder mayores proporciones de su rango.
“La trayectoria actual del calentamiento global, si los países cumplen sus promesas internacionales de reducir las emisiones de carbono, es de alrededor de 3°C. En este caso, casi el 50% de las especies perdería la mitad de su población”, lamentó Warren.
Por si fuera poco, los tres principales grupos de insectos responsables de la polinización serían los más sensibles al calentamiento.
En el caso de un aumento de 3°C en la temperatura, los servicios ecosistémicos provistos por insectos se reducirían de forma importante, y según detalla Warren otras investigaciones muestran que los insectos ya están en graves problemas.
No obstante, dice Warren “si el calentamiento se limita a 1.5°C para el 2100, más especies pueden mantener su rango e incluso aumentarlo”.
Además de los insectos, la investigación realizada en coautoría con el investigador Jeff Price dice que un ejemplo de otro animal beneficiado de limitar el calentamiento sería el rinoceronte negro, que actualmente se encuentra en peligro crítico.
Recomendamos:  Fuerte sismo de magnitud 5,6 cerca del volcán Kilauea en Hawái

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu Comentario
Por favor escribe tu Nombre