El mundo será 10% más pobre si no se frena el cambio climático

Un estudio publicado en la revista Nature, comprobó que si el mundo no frena el cambio climático, la economía global perderá alrededor de $20 billones de dólares.

Todavía existe la creencia de que tomar acciones contra el cambio climático

Algunos sectores, sobre todo los más conservadores, creen que dejar atrás combustibles fósiles y tomar acciones para parar el calentamiento global perjudica el crecimiento económico y la generación de riqueza. Pero un estudio publicado en la revista Nature esta semana acaba de demostrar que están completamente equivocados.

De hecho, el estudio comprobó que la riqueza global puede reducirse en más un 10 % durante este siglo si se incumplen los objetivos acordados por 195 países en el Acuerdo de París para controlar el aumento de las temperaturas.

El estudio midió los efectos de las condiciones climáticas y ambientales en el Producto Interno Bruto (PIB) de 165 países entre 1960 y 2010. La conclusión de los científicos liderados por Marshall Burke fue que incumplir el Acuerdo de París le costará al mundo $20 billones de dólares en pérdidas. Para hacernos a una idea de la gravedad de esta cifra, el PIB global en 2016 fue de $76 billones de dólares.

En sus conclusiones, los científicos de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, destacan los beneficios de limitar el calentamiento a 1,5 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales, el objetivo más ambicioso que se acordó en la capital francesa el 12 de diciembre de 2015.

Si se logra esa ambiciosa meta, hay un 75% de probabilidad de que sea un 3 % más rico que si la limitación es de 2 grados, el objetivo más general que se marcó en el Acuerdo de París.

En plata blanca, cumplir los objetivos más ambiciosos del pacto, en lugar de quedarse en la meta más modesta, aportaría más de 30 billones de dólares adicionales al PIB mundial (25,5 billones de euros), según el estudio.

Con todo, Marshall Burke, el profesor de Stanford que ha coordinado el trabajo, resaltó en una rueda de prensa telefónica que los compromisos adquiridos hasta ahora por los países individuales no permitirían cumplir ninguno de esos dos objetivos.

Por el contrario, el calentamiento global se situaría este siglo en unos tres grados centígrados si persiste la situación actual.

Ese escenario –al cual nos dirigimos según todos los modelos de cambio climático–  cercenaría de un tajo entre el 5 % y el 10 % de la riqueza global durante este siglo, comparado con una limitación de dos grados centígrados, según Burke.

El investigador sostuvo que el Acuerdo de París se firmó sin haber calculado las consecuencias económicas de cada peldaño del calentamiento global. “Lo que nos faltaba entonces y lo que continúa faltando ahora es comprender claramente cuáles son los beneficios que supondría alcanzar los distintos niveles de calentamiento”, afirmó el investigador, que advierte asimismo de que sus cálculos están sujetos a cierto nivel de incertidumbre.

Recomendamos:  ¿Cómo afectaría el Cambio climático a las áreas naturales más importantes del mundo?

El estudio publicado en Nature admite que sus predicciones estarían subestimando el coste del calentamiento global en caso de que en las próximas décadas tengan lugar cambios catastróficos aún no previstos.

Si se produce un deshielo de Groenlandia y la Antártida más rápido de lo esperado, o si se intensifican fenómenos meteorológicos extremos, como olas de calor e inundaciones, el coste económico del calentamiento puede ser mayor.

¿Quiénes ganan y quiénes pierden?

Al analizar el escenario en el que se logra limitar el incremento de temperatura a 1,5 grados centígrados, Burke y su grupo concluyen que el 90 % de la población mundial se vería beneficiada, incluidos los ciudadanos de las tres primeras economías mundiales -Estados Unidos, China y Japón-.

Unos pocos países se verían en cambio perjudicados, especialmente en las regiones más frías del planeta, donde la temperatura media se sitúa actualmente por debajo de entre 10 y 15 grados centígrados.

Las economías de los países escandinavos, Canadá y Rusia, entre otros, no se verían beneficiadas por una limitación del calentamiento global, según el investigador, mientras que los países del sur de la Unión Europea (UE) obtendrían en cambio ventajas para su PIB.

“Para la mayor parte de los países del mundo, incluidos los Estados Unidos, hemos encontrado pruebas sólidas de que los beneficios de alcanzar los ambiciosos objetivos de París superan ampliamente los costes”, recalca el científico.

El grupo de investigadores indica en un comunicado de la Universidad de Stanford que esperan que su investigación contribuya a “arrojar luz sobre el valor económico general del Acuerdo de París”, casi un año después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunciara su retirada del pacto.

Suspicacias frente al estudio

A pesar de su rigurosidad, las cifras no calaron del todo bien en algunos sectores de economistas. Tal como señaló la revista Nature, que destacó la investigación en su más reciente editorial, a algunos expertos financieros les preocupa que se proyecten los escenarios del pasado hacia el futuro.

“Tal como lo han señalado estos expertos, las respuestas del pasado no siempre son una guía confiable para situaciones futuras, y en este caso puede ser que las personas del futuro encuentren nuevas maneras de adaptarse a un clima cambiante y que no han sido tenidas en cuenta por el modelo. Esta adaptación ofrecería importantes ahorros”, señaló la publicación.

No obstante, la revista destaca que si bien los modelos pueden ser mejorados, la evidencia a favor de hacer algo por el medio ambiente es devastadora y abundante. Desde 1991, hemos sabido que no enfrentar este problema puede costarnos más de lo que imaginamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu Comentario
Por favor escribe tu Nombre