El Planeta Nueve podría ocultarse más allá de Neptuno

Cada vez más astrónomos de todo el mundo creen que existe el llamado “Planeta Nueve”, escondido más allá de Neptuno. La evidencia circunstancial de su existencia continúa acumulándose, mientras que algunos científicos también piensan que el misterioso planeta podría no ser visible para nuestros observatorios actuales.

“Cada vez que tomamos una foto, existe la posibilidad de que el “Planeta Nueve” exista en la toma”, dijo Surhud More de la Universidad de Tokio. Por su parte, Michael Brown, del Instituto de Tecnología de California, cree que finalmente será descubierto por los astrónomos; sin embargo, apunta que los observatorios existentes no son capaces de detectar el misterioso objeto espacial.

En 2016, Michael Brown, junto con su equipo, estudió el planetoide encontrado en 2014 y que reveló que algunos mini-hielo-mundos en el límite exterior de nuestro Sistema Solar seguían caminos similares alrededor del Sol.

Este descubrimiento impulsó las creencias sobre la existencia del llamado “Planeta Nueve”. Según Michael Brown y Konstantin Batygin, el misterioso planeta pesaría entre cinco y 20 masas terrestres, mientras que seguiría una órbita elíptica cientos o incluso mil veces más distante del Sol en comparación con la órbita de la Tierra.

A esa distancia, el espacio es demasiado oscuro para que los observatorios actuales puedan detectar el “Planeta Nueve” directamente. En consecuencia, este extraño objeto sería 160,000 veces más tenue que Neptuno a 30 UA (unidad astronómica – distancia Tierra-Sol). Entonces, a aproximadamente 1,000 UA, el “Planeta Nueve” sería un millón de veces más tenue.

Incluso si los científicos utilizan el observatorio más potente del momento, el telescopio Subaru en Hawái, que tiene un amplio campo de visión que permite a los astrónomos acceder a un área de búsqueda del tamaño de 4.000 lunas llenas, es muy difícil observar un mundo tan distante.

En el momento de la observación, el “Planeta Nueve” podría esconderse en la contaminación lumínica de la Vía Láctea, podría encontrarse en el brillo de una estrella brillante, o, peor aún, podría estar en un punto específico de su órbita más allá del límite de 1,000 AU que lo haría completamente invisible.

Entonces, en este momento, los científicos creen que hay algo más allá de Neptuno que causa algunas alteraciones en la órbita de otros objetos espaciales, pero ¿podría ser ese “Planeta Nueve”? Hasta ahora, nadie lo sabe.

Fuente: skyalert