El polo norte magnético de la Tierra se está moviendo ¿Por qué se invierten los polos magnéticos?

Hasta ahora se pensaba que el polo norte magnético se encontraba a unos 1,600 kilómetros del Polo Norte geográfico, cerca de la isla de Bathurst, en la parte septentrional del Canadá, en el territorio de Nunavut.

Sin embargo, las últimas mediciones han revelado que se está desplazando sumamente deprisa desde Canadá hacia Siberia. Algo que ha provocado que los investigadores hayan tenido que hacer cambios de suma urgencia en el Modelo Magnético Mundial. Ya que, este modelo controla la navegación moderna.

Esto es porque estos cambios tan repentinos en el polo norte magnético podrían producir alteraciones en los sistemas de navegación que se usan en barcos, aviones o incluso en celulares.

Por lo que, “los científicos han lanzado un nuevo modelo para representar el cambio del campo magnético entre 2015 y ahora”. Esto lo informó el Centro Nacional de Información Ambiental y la Administración Nacional Oceánica.

“Para la mayoría de los usuarios por debajo de 55 grados norte, no hay diferencia real”, dijo a CNN Ciaran Beggan, geofísico del Servicio Geológico Británico, que creó el mapa con la Administración Nacional de la Atmósfera Oceánica (NOAA).

Además, a lo largo de la historia de nuestro planeta, los polos magnéticos no han estado siempre como los conocemos ahora, sino que han llegado a invertirse varias veces. La última vez en que los polos magnéticos se invirtieron fue hace unos 780,000 años.

¿Por qué se invierten los polos magnéticos?: Se cree que la causa podría estar en cambios en el interior del núcleo terrestre. Ya que, hay un océano caliente de hierro y níquel en el núcleo del planeta en el que el movimiento genera un campo magnético, explicó el geofísico Daniel Lathrop, de la Universidad de Maryland. El sur magnético, en cambio, se está desplazando a una velocidad mucho menor.

Los científicos están trabajando para comprender por qué el campo magnético está cambiando tan dramáticamente. Los pulsos geomagnéticos se remontan a ondas “hidromagnéticas” que surgen desde lo más profundo del núcleo. Y el movimiento rápido del polo magnético norte podría vincularse a un chorro de hierro líquido a alta velocidad debajo de Canadá.

“La ubicación del polo norte magnético parece estar gobernada por dos parches de campo magnético a gran escala, uno debajo de Canadá y otro debajo de Siberia. Por lo que, el parche siberiano está ganando la competición” apuntó Phil Livermore, un geomagnetista de la Universidad de Leeds, Reino Unido. Fuente: National Geographic