Sube a 10 el número de muertos tras la caída de una roca de un acantilado en Brasil

Sube a 10 el número de muertos tras la caída de una roca de un acantilado en Brasil
Sube a 10 el número de muertos tras la caída de una roca de un acantilado en Brasil

El número de víctimas mortales por la caída de una losa de roca de un acantilado sobre unas lanchas turísticas en la ciudad brasileña de Capitolio, Minas Gerais, es mayor del informado en un primer momento. La tragedia, que tuvo lugar el 8 de enero, ha dejado hasta el momento 10 fallecidos y la cifra podría aumentar.

El Departamento de Bomberos reanudó a tempranas horas del 9 de enero las operaciones de rescate para tratar de dar con el paradero de las personas que siguen desaparecidas y poder identificar los cuerpos recuperados.

Sin embargo, las noticias no parecen ser muy alentadoras, ya que se ha comprobado que al menos 10 personas han perdido la vida. Una de las víctimas ya ha sido identificada, se trata de Julio Borges Antunes, un hombre de 68 años.

En rueda de prensa, Marcos Pimenta, el jefe de Policía de la localidad de Passos, a donde fueron trasladados los heridos, afirmó que el foco está puesto en los trabajos de rescate. Al menos 32 personas resultaron heridas, aunque la mayoría fue dada de alta de los hospitales el mismo 8 de enero por la noche.

De acuerdo con los medios locales, una de las personas más afectadas ha sido el dueño de una de las lanchas, ya que era, a su vez, familiar de la mayoría de las víctimas. Ha sido él quien ha ayudado con el reconocimiento de los cuerpos, una tarea difícil por el “impacto de alta energía” de la roca sobre los lancheros, señaló Pimenta.

Por su parte, el alcalde de Capitolio, Cristiano Geraldo, también se pronunció sobre el accidente. “Me gustaría comenzar mi discurso agradeciendo a las personas que ayudaron a que este desastre no fuera peor. Estamos molestos por este desastre”, señaló Geraldo.

El accidente ocurrió entre las localidades de São José da Barra y Capitolio, de donde habían partido las lanchas, y quedó captado en varios videos.

Las imágenes muestran una reunión de pequeñas embarcaciones que se movían lentamente cerca del acantilado de roca escarpada en el lago Furnas cuando apareció una fisura en la roca y una enorme pieza se derrumbó sobre varias de las embarcaciones y lanzó piedras como si fueran metralla en todas las direcciones.

El lago Furnas, creado en 1958 para la instalación de una planta hidroeléctrica, es un atractivo turístico popular.

Las autoridades sugirieron que el desprendimiento del muro podría estar relacionado con las fuertes lluvias recientes que causaron inundaciones en el estado y obligaron a casi 17.000 personas a abandonar sus hogares. Fuente: Sputnik

¡Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales! ¡Deja tu comentario!

Siguenos en Google News
Compartir con tus Amigos:
WhatsAppFacebookTwitterLinkedIn