Seguirán sismos y explosiones del Volcán Popocatépetl

En los próximos días, no se prevén cambios importantes en el volcán Popocatépetl, por lo que continuará la actividad en los parámetros normales con exhalaciones de vapor de agua y ceniza, tremor armónico, sismos vulcanotectónicos y eventualmente explosiones, informó David León Romero, titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil.

En entrevista con Excélsior, explicó que Don Goyo se encuentra en el proceso de destrucción del domo número 82, que son montículos de lava que se han ido formando en el cráter desde 1996 hasta la fecha, y que el pasado lunes a las 9:38 de la noche, originó una columna de 1.2 kilómetros de altura y un estruendo de 12 minutos.

“Esta fue una explosión importante, no la más grande, no fuera de parámetros; por supuesto derivado de la información que se generó inmediatamente al día siguiente sesionó el Comité Científico Asesor del Volcán, una mesa de especialistas que interpreta y brinda recomendaciones a la Coordinación Nacional acerca del estatus que guarda el volcán”, precisó.

David León Romero destacó que el Popocatépetl es uno de los volcanes más vigilados del mundo, por un grupo de hombres y mujeres del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), que lo monitorean las 24 horas del día con cámaras que trasmiten en tiempo real su actividad.

“Se hace análisis de la ceniza que cae en los municipios, se hace análisis del agua de los manantiales cercanos al volcán, tenemos GPS que nos permiten ver si el territorio se desplaza o no, las estaciones sísmicas, hay un gran grupo de profesionales que entrega su conocimiento y su esfuerzo para monitorear el volcán, con eso brindar recomendaciones y que nosotros podamos estas recomendaciones traducirlas en acciones en el territorio y en coordinación con gobiernos estatales y municipales”, explicó.

El titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil señaló que en estos momentos no se encuentran preocupados sino ocupados en fortalecer los trabajos de prevención, revisión de los protocolos de actuación con los gobiernos estatales y municipales, así como de concientizar a la población para que no se acerque a menos de 12 kilómetros del cráter.