Sismos de hielo provocados por la ola de frío ártico en Chicago

Una de las ciudades que se ha visto seriamente afectada es Chicago, la que el miércoles registró el segundo día más frío jamás recordado. Incluso, varios residentes afirmaron haber escuchado “sismos de hielo”.

Efectivamente, tal como recoge el periódico local USA Today, se trata de un fenómeno que los expertos llaman criosismo. Estos ocurren cuando el agua subterránea se congela y se expande causando que el suelo y la roca se agrieten. El sonido estruendoso normalmente se produce cuando la temperatura desciende de manera repentina, tal como ocurrió en Chicago.

Si bien los sismos de hielo pueden provocar vibración en el suelo, esto ocurre en áreas localizadas, por lo que no alcanzan demasiada intensidad, las vibraciones de un criosismo no viajan muy lejos, estos no liberan mucha energía en comparación con un verdadero terremoto causado por la dislocación de la roca dentro de la tierra.

Por otro lado, dado que los criosismos ocurren en la superficie del suelo, pueden causar efectos significativos en el sitio, lo suficiente como para despertar a las personas. Suelen ocurrir entre la medianoche y el amanecer, durante el período más frío de la noche.

Si las condiciones son adecuadas, pueden ocurrir una serie de movimientos y sacudidas en unas pocas horas o incluso en noches sucesivas.