Gran tormenta de arena azota El Cairo

El cielo de la ciudad de El Cairo se cubrió completamente de naranja debido a una impresionante tormenta de arena que ha afectado al norte de Egipto.

La nube de polvo fue llevada por los fuertes vientos, que superaron los 50 kilómetros por hora, y obligó a los transeúntes a refugiarse en edificios cercanos o a utilizar máscaras quirúrgicas para salir a la calle. Los conductores se quejaron de la falta de visibilidad y el Ministerio de Salud recomendó a las personas con problemas respiratorios que se quedaran en casa.

La nube de polvo obligó a retrasar algunos vuelos de la capital egipcia, así como a cerrar los puertos de Suez y Zeitiyat en el mar Rojo. Los de Alejandría y Dekheila, en el Mediterráneo, permanecieron igualmente suspendidos debido a las fuertes tormentas, el viento y el importante oleaje que han sacudido no solo al norte de Egipto, sino también a otros países como Líbano, Siria o Israel.

Las tormentas de arena son comunes en el norte de Egipto a finales del invierno y principios de la primavera, pero no es tan habitual que sucedan con esta intensidad en el mes de enero.