Trump invoca la Ley de Insurrección de 1807 para desplegar militares

Trump afuera de la histórica Iglesia Episcopal de San Juan, ubicada frente a la casa blanca - 1 de Junio 2020
Trump afuera de la histórica Iglesia Episcopal de San Juan, ubicada frente a la casa blanca – 1 de Junio 2020

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el despliegue de miles de militares para controlar las graves protestas y disturbios que se han registrado en varias ciudades del país en las últimas horas.

«No podemos permitir que los gritos justos de los manifestantes pacíficos sean ahogados por una multitud enojada. Estoy movilizando todos los recursos federales, civiles y militares disponibles, para detener los disturbios y el saqueo, para poner fin a la destrucción», indicó Trump.

El mandatario estadounidense se pronunció tras la grave oleada de disturbios que se registraron en la noche de este domingo en varios estados y ciudades del país por la muerte del afroamericano George Floyd.

Trump también aseguró que invocaría la Ley de Insurrección de 1807; la cual le permite desplegar tropas en cualquier lugar del país y que ha sido invocada por primera vez en más de 200 años.

«Si una ciudad o estado se niega a tomar las medidas necesarias para defender la vida y la propiedad de sus residentes, entonces desplegaré el ejército de los Estados Unidos y resolveré rápidamente el problema para ellos», aseguró Trump.

El presidente Trump aseguró que desplegará miles de soldados armados en Washington debido a que las protestas continúan en la ciudad, pero especialmente en inmediaciones de la Casa Blanca.

«Lo que pasó en la ciudad anoche es una deshonra absoluta», dijo Trump en una discurso pronunciado en la Casa Blanca al mismo tiempo que la policía comenzó a dispersar una protesta a pocos metros del edificio.

«Estoy enviando miles y miles de soldados fuertemente armados, personal militar y agentes de las fuerzas del orden», aseguró.

Tras su discurso en la Casa Blanca; Trump decidió salir y atravesó el Parque Lafayette para dirigirse a la histórica Iglesia Episcopal de San Juan de Washington; la cual fue parcialmente destruida por un incendio provocado el domingo en la noche.

El presidente posó afuera de la iglesia sosteniendo una Biblia y rodeado por el personal de su gobierno y de seguridad.

«Tenemos un gran país. Es el país más grande del mundo y garantizamos su seguridad», manifestó Trump sosteniendo la Biblia en su mano. Fuente: América Digital / AFP.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu Comentario
Por favor escribe tu Nombre