Trump propone autorizar el uso de donas y tocino como cebo para cazar osos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump propuso este martes revertir el reglamento adoptado en 2015 bajo el mandato de Barack Obama que prohíbe ciertos métodos de caza en Alaska que consisten en el uso de cebos con tocino y rosquillas para atraer y matar osos.

Tras ser autorizada por la administración republicana, la regulación publicada este martes en el Diario Oficial estadounidense entrará en vigor definitivamente en dos meses. Pero la propuesta ya inició una serie de protestas en el país.

La Asociación de Conservación de Parques Nacionales ha calificado los métodos como “vergonzosos y poco éticos”. A su vez, grupos ecologistas que afirman que la propuesta es “inhumana”, ya anunciaron distintas protestas.

En el frente, la Asociación de Cazadores Profesionales de Alaska, ya expresó su respaldo a la medida de acuerdo con información de BBC. El plan, que se debate hasta el próximo 23 de julio, permitirá entre otras prácticas la captura de lobos y sus cachorros dentro de sus guaridas y el uso de perros para cazar a osos negros.

Los métodos que el presidente busca autorizar fueron prohibidos en 2015 por el Servicio de Parques Nacionales (NPS, en inglés) durante la administración de Obama. En su momento, el NPS explicó que con la medida se buscaba evitar alterar la dinámica natural de las presas depredadoras.

No obstante, algunas de estas prácticas aún se permiten en el estado.

El Estado afirma que las regulaciones de caza tienen la intención de proporcionar oportunidades para la captura de lobos, coyotes, osos y otras especies según lo solicitado por el público”, señala la propuesta.

Para el director en Alaska de la Asociación de Parques Nacionales, Kim Adams, “el estado está tratando de empoderar a los cazadores de la mayor cantidad de formas posibles para reducir las poblaciones de depredadores”.

El NPS, dice que preparará una evaluación ambiental para determinar el impacto de la medida en la vida silvestre. Alaska alberga 22 millones de hectáreas de terrenos de parques nacionales, que representan el 65% de todo el sistema de parques del país.

Esta no es la primera vez que la administración actual despierta la ira de las asociaciones de defensa de animales. En 2017, Trump autorizó a los cazadores la importación de trofeos de elefantes cazados en África.

Además, de acuerdo con información reciente de The Washington Post, una comisión de vida silvestre en el estado de Wyoming votó el miércoles pasado la aprobación de la primera casa de osos grizzly en más de cuatro décadas en la región.

La decisión traería consigo la muerte de hasta 22 osos en solo un año después de que este tipo de animales fueran retirados de la lista de especies en peligro de extinción en el área de Yellowstone, una de las reservas naturales más extensas de Estados Unidos.

Además, la propuesta también es puerta de entrada a la caza de osos más grande desde 1974, año que marcó un debate decisivo para las asociaciones protectoras de animales y sus logros en la prohibición de la caza.

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu Comentario
Por favor escribe tu Nombre