Una de las regiones más frías de la Tierra registra una ola de calor récord sin precedentes

 imagen ilustrativa
imagen ilustrativa

Una de las regiones más frías de la Tierra ha experimentado en las últimas semanas una ola de calor sin precedentes, lo que hace temer a los científicos que este verano podrían registrarse en Siberia devastadores incendios forestales y el derretimiento del permafrost.

La temperatura en Játanga, una localidad siberiana localizada en el círculo polar ártico, llegó a alcanzar 29 grados centígrados esta semana, muy por encima del promedio histórico de 15 grados, según el portal Accuweather, mientras todo el oeste de Siberia registraba un calor similar.

“Es muy posible que este año tengamos otra catástrofe de incendios en Siberia”, pronostica Antón Beneslavski, experto en incendios forestales de Greenpeace Rusia, citado por NBC News.

Según Berkeley Earth, una organización sin fines de lucro especializada en ciencia climática, de enero a abril, las temperaturas promedio de Rusia se situaron casi seis grados centígrados por encima de las normas históricas.

“Esa no es solo una nueva anomalía récord para Rusia. Esa es la mayor anomalía entre enero y abril que se haya visto en el promedio nacional de cualquier país”, tuiteó la semana pasada Robert Rohde, científico principal de Berkeley Earth.

Peligro para el permafrost

Por su parte, Thomas Smith, profesor asistente de geografía ambiental en la London School of Economics, alerta sobre el derretimiento del permafrost que cubre gran parte de la región ártica y que debería permanecer congelado durante todo el año.

Cuando este suelo rico en carbono se derrite debido al rápido calentamiento, se emiten gases de efecto invernadero que calientan el planeta, lo que “puede impulsar aún más el cambio climático y el calentamiento global”, advierte el científico.

El segundo problema, prosigue, es que si la tierra se descongela “y si se seca con estas altas temperaturas”, ese suelo es más propenso a arder como combustible en un incendio. Además, estos incendios también liberan gases de efecto invernadero y pueden arder durante semanas o meses, “incluso cuando ha llovido”, alerta Smith.

Entretanto, el calor inusual también ha interrumpido una serie de ciclos naturales, con la ruptura del hielo del río, las floraciones y los insectos prematuros, según Siberian Times.

Devastadores incendios forestales asolaron esta extensa región rusa el verano pasado, lo que llevó al Gobierno a movilizar a las Fuerzas Armadas del país para combatir el fuego. Fuente: RT

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu Comentario
Por favor escribe tu Nombre