El Vaticano condena a 5 años de cárcel a un sacerdote por pornografía infantil

Carlo Alberto Capella, sacerdote condenado a cinco años de prisión por posesión e intercambio de material de pornografía infantil.

El Tribunal del Vaticano ha sentenciado este sábado a 5 años de prisión al exdiplomático y sacerdote Carlo Alberto Capella, por los cargos de posesión y distribución de pornografía infantil.

Capella trabajaba como diplomático en la Embajada de la Santa Sede en Washington, EE.UU., y fue arrestado en abril de este año en el Vaticano luego de haber sido llamado a consultas debido a que intercambió y tenía en su posesión una “enorme cantidad” de pornografía infantil.

El juicio contra Capella duró sólo dos días. Ya el viernes, el exdiplomático admitió “comportamiento inapropiado”.

El promotor de justicia (fiscal) vaticano, Gian Piero Milano, había pedido una pena de cinco años y nueve meses, y el pago de una multa de 10.000 euros, mientras que la defensa había solicitado la pena mínima, sin detallar el número de años.

El Vaticano retiró al italiano en septiembre de su puesto como colaborador de la embajada y rechazó que fuera procesado en suelo estadounidense.

Capella tuvo oportunidad de dirigirse al tribunal antes de que se fuera a deliberar y dijo que estaba arrepentido y que esperaba que esta situación fuera considerado un incidente en el camino de su vida sacerdotal

La Iglesia católica lleva enfrentando acusaciones de ese tipo desde hace décadas. Muchos acusan a la Iglesia no sólo de inacción frente a la pedofilia, sino también de encubrimiento de algunos casos.