YouTube desactiva los comentarios en decenas de millones de vídeos de niños tras escándalo de pornografía infantil

YouTube ha desactivado los comentarios en “decenas de millones de videos” en los que aparecen niños realizando actividades aparentemente inocuas como yoga luego de que una investigación revelara que estos favorecían la interacción entre pedófilos, lo que provocó un éxodo masivo de anunciantes de la plataforma.

“Durante la semana pasada, desactivamos los comentarios de decenas de millones de vídeos que podrían estar sujetos a un comportamiento depredador. Estos esfuerzos se centran en vídeos con menores de edad y continuaremos identificando los vídeos en riesgo en los próximos meses”, informó este jueves la compañía en su blog oficial.

Asimismo, la empresa subrayó que solo “un pequeño número de creadores podrá mantener los comentarios activados en este tipo de vídeos”. YouTube trabajará “directamente” con estos canales y les requerirá que moderen los comentarios “de manera activa” para garantizar “un bajo riesgo de comportamiento depredador.”

Esta medida forma parte de los esfuerzos de la compañía para evitar la huida de grandes anunciantes tras la publicación de un video el pasado 17 de febrero que reveló cómo YouTube, sin darse cuenta, estaba ayudando a los pedófilos a ‘prosperar’ en la plataforma.

En este vídeo, el autor, Matt Watson, muestra cómo YouTube permitía en vídeos protagonizados por niñas la publicación de comentarios en los que se compartían códigos de tiempo de los momentos en que las menores aparecían en “posiciones sexualmente implícitas”. Asimismo, los algoritmos del portal empezaban a sugerir únicamente otros vídeos de contenido similar, creando así un “agujero de gusano” del que se aprovechan los pedófilos.

El ‘youtuber‘ denuncia que ello no solo facilitaba a los pederastas acceder a este tipo de contenidos, sino también “intercambiar información de las redes sociales” de las menores y hasta enlaces a pornografía infantil. Watson hace hincapié que estos vídeos estaban monetizados por YouTube, por lo que la plataforma se benefició del tráfico generado por pedófilos a través la venta de anuncios pagados por gigantes corporativos. “Eso es explotación infantil”, concluye.

El vídeo de denuncia, que acumula en estos momentos más de 3 millones de vistas, fue seguido por una investigación realizada la semana pasada por la revista Wired. Según este medio, los vídeos analizados incluían anuncios ‘pre-roll’ de gigantes como Alfa Romeo, Fiat, Fortnite, Maybelline, L’Oreal, Grammarly y otros.

Tras esta investigación, empresas como McDonald’s, Nestlé, AT&T o Kellogg decidieron retirar sus anuncios de la plataforma, lo que obligó a YouTube a limitar la monetización de algunos videos con menores y alentar a los usuarios a marcar como ‘maltrato infantil’ en la herramienta de denuncia aquellos videos en los que aparezcan ese tipo de comentarios.