La zona muerta del golfo de México puede aumentar en próximos meses

Las inundaciones sin precedentes, provocadas a mediados de este marzo en el medio oeste de Estados Unidos por el paso de una ‘bomba ciclónica‘, pueden aumentar sustancialmente la llamada ‘zona muerta‘ en el golfo de Méxicoinforma Earther, citando a científicos.

El desborde del río Misisipi resultó en la erosión de la capa superior de las tierras afectadas. En algunos lugares el agua ha superado los 2 metros.

Lo más amenazante en esta situación es que una gran parte del territorio inundado pertenece a tierras agrícolas saturadas de fertilizantes, que son un alimento perfecto para las algas, cuya proliferación es la principal causa del descenso de la concentración del oxígeno en el océano. A su vez, en dichas condiciones no pueden sobrevivir peces, moluscos ni crustáceos.

“Décadas de aplicación de fertilizantes y producción intensiva de ganado a lo largo de la cuenca del río Misisipi han creado grandes reservas de nitrato en el paisaje”, explicó a Earther la profesora Kimberly Van Meter de la Universidad de Illinois en Chicago, que también aseguró que las inundaciones registradas este mes de marzo “pueden determinar el tamaño que la zona muerta del golfo de México tendrá en agosto”.

“Mientras más nitrato se transporte río abajo hacia el Golfo, mayor será el tamaño de la zona muerta”, agregó.

David Kidwell, investigador de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), confirmó al medio que las consecuencias del ciclón son un factor que debería impactar al tamaño del área muerta de este año.

La única posibilidad de evitar la repetición de esta catástrofe natural consiste en parar de cultivar las tierras adyacentes a los ríos, aseguró Nancy Rabalais, ecóloga del Consorcio Marino de las Universidades de Luisiana.

¿Qué es una zona muerta? Se trata de regiones de agua prácticamente desprovistas de oxígeno, lo que hace imposible sostener la vida marina en sus profundidades. El fenómeno ocurre cerca de las costas habitadas, donde la vida acuática está más concentrada.

Desde la década de 1970, los científicos empezaron a observar un aumento del número de zonas muertas. En 2008, en el mundo ya habían sido registradas 405.

El área muerta del golfo de México se extiende normalmente desde el delta del Misisipi hacia la costa de Texas, cubriendo entre 15.500 y 18.100 kilómetros cuadrados. Sin embargo, en el 2017 se registró un tamaño sin precedentes de más de 22.700 kilómetros cuadrados. Este año la zona podría batir un récord.